Reforma tributaria e inversión extranjera en Colombia

Son muchas las preguntas que surgen con la entrada en vigencia de la reforma tributaria. En lo que tiene que ver con comercio exterior es importante analizar cuáles son los retos y las posibilidades para las empresas extranjeras que tienen intensiones de invertir en Colombia.

Muchos expertos han analizado los efectos de la reforma tributaria en la inversión extranjera. Un informe realizado por la línea Tax & Legal de la compañía Deloitte, reveló que el país tendrá un gran reto frente, no solo a la inversión extranjera, sino también al recaudo, como consecuencia de la reforma y de los nuevos impuestos que se incorporan a los dividendos.

Otros analistas no ven esto como un aspecto negativo, por el contrario, lo visualizan como la posibilidad de impulsar un crecimiento y de que el país defina una estrategia a nivel global para ser competitivos, en un mundo que se conecta cada vez más.

¿Qué dicen los empresarios colombianos?

Muchos coinciden en ver la reforma tributaria como una acción importante y necesaria para el país, si esta se hace de manera estructural y adecuada para abrir espacios competitivos que atraigan la inversión extranjera. Diego Carvajalino Galofre, gerente de Colinagro afirmó a medios de comunicación que: "Nos preocupa que esta reforma se presenta en un momento en que el gobierno tiene un déficit alto y se busque tapar un hueco y no hacer una legislación que perdure". Esta preocupación radica en que se hagan reformas cada dos años que terminen por causar inseguridad jurídica de los posibles inversionistas, quienes en principio conocen unas reglas y luego tienen que acomodarse a otras nuevas.

No se establece dentro de los análisis que una industria sufrirá mayor afectación que otra, como consecuencia de la reforma. Sin embargo, el estudio hecho por Deloitte resalta a la industria de venta de gas natural, hidrocarburos, el sector de prestación de servicios por medios electrónicos y el turismo como algunos de los que presentan cambios sustanciales.

En lo que tiene que ver con la industria de los hidrocarburos, por ejemplo, se encuentran nuevas reglas para el reconocimiento fiscal de costos y gastos en relación con los procesos de exploración y explotación de hidrocarburos. Además de esto se constituyeron beneficios como los certificados de reembolso tributario (CERT) que buscan incentivar nuevas inversiones en minería e hidrocarburos.

En lo que tiene que ver con el turismo, una industria clave para la inversión extranjera, los tiquetes de avión estarán gravados con IVA del 19% y las aerolíneas serían retenedoras en la fuente por servicios con una tarifa del 5%.

Lo que queda claro es que la reforma tributaria puede afectar la inversión extranjera, en la medida que los industriales y empresarios colombianos no trabajen de manera paralela en investigación, desarrollo y en encontrar modelos más eficientes que ayuden a aumentar la productividad, generando una gran vitrina para la empresa colombiana.