Consejos para el transporte marítimo

El transporte marítimo es uno de los pilares en los que se apoya el comercio internacional en todo el mundo, y el que mayor volumen de mercancías mueve anualmente, el 80% de las mercancías se movilizan en barco. Con más de 25 años de experiencia en el mercado, queremos compartirles los siguientes consejos que seguramente les serán muy útiles para tomar buenas decisiones a la hora de contratar este tipo de servicio. 

 

  • Empaque

El diseño del empaque de un producto no solamente cobra relevancia para el consumidor, el empaque influye en toda la cadena de suministro, desempeñando un papel importante en el control de los costos de transporte tanto locales como internacionales, distribución y daños del producto. Por ende, un adecuado empaque y embalaje mantiene a su producto seguro al tiempo que disminuye los riesgos en la manipulación del mismo.

Continuando con un enfoque más logístico, el empaque deberá contemplar que un producto o bulto de cargo se mueva, levante, se pueda estibar y apilar de manera que se aproveche al máximo el espacio de transporte disponible, conservando aquel criterio de costo-beneficio.

Lo que debería tener en cuenta al momento de analizar y escoger un buen empaque:

    • Protección: que sea capaz de proteger el producto.
    • Conservación: que pueda conservar y no alterar la naturaleza del producto, incluyendo los empaques secundarios y/o terciarios.
    • Reducción de daños.
    • Manipulación a la que está expuesta un producto.
    • El medio de transporte Internacional a utilizar.
    • Los requisitos del país de origen y destino.
    • El impacto medioambiental.
    • El impacto en los costos.
    • Marcas y rótulos.
    • Idioma.

Por eso es importante validar muy bien con el proveedor, que el empaque esté acorde al transporte internacional para evitar daños a la mercancía y es ud el encargado del transporte, deberá garantizar un empaque apto para el transporte marítimo internacional.

  • FCL o LCL

Recordemos que es FCL y LCL 

    • Full Container Load, o FCL. Se trata de los envíos que ocupan el contenedor completo.
    • Less than Container Load, o LCL. Son los envíos que no ocupan todo el contenedor, por lo que viajan junto con las mercancías de otras empresas, compartiendo el espacio disponible.

En nuestro canal de youtube tenemos un vídeo que explica un poco más este tema, consúltelo aquí:  FCL Y LCL: Ventajas y desventajas

Es muy importante poder optimizar el espacio de un contenedor versus las necesidades del negocio como la naturaleza del producto, no siempre LCL significa que sea más económico pues las condiciones de transporte son totalmente diferentes a si viaja en un contenedor completo.

Siendo así, el volumen de la carga es el principal. Pero también tendrá que tener en cuenta las exigencias de seguridad de la mercancía, rutas, si hay conexiones y tiempos de tránsito.

 

  • Analizar muy bien los presupuestos

Para analizar muy bien los presupuestos es importante conocer muy bien las responsabilidades y riesgos adquiridos en la negociación con el proveedor, los cuales los podemos saber con el incoterm escogido.

Incoterms

Ellos explican el costo, el riesgo y la tarea que deben tener en cuenta las partes. Así cada uno sabrá donde empieza o hasta donde va su responsabilidad.

Debe ser consciente de lo que implica el incoterm elegido, como hasta dónde llega su responsabilidad y donde empieza la del comprador, es decir todo aquello  que engloba el coste de tu venta/compra de la mercancía.

Ahora, cuando hablamos de cotizar el servicio de transporte marítimo con un operador logístico, estudie muy bien lo que incluye la propuesta y lo que no, para evitar sorpresas de última hora, cuando haya que añadir extras que no estaban contemplados desde el principio.

Por eso, pierda pena alguna y consulte todos los detalles del servicio, todas las especificaciones que te parezcan necesarias.

¡A veces es ahí donde las empresas marcan la diferencia!

Ten en cuenta que deben quedar recogidas las obligaciones y responsabilidades de todos los agentes implicados en las distintas tareas: embarque de la mercancía, estiba, trincaje, etc. Así como plazos de reclamación en el caso de que se produzca algún daño, pérdida o retraso.

De acuerdo a las particularidades de cada negocio, hay una solución logística que se ajusta perfectamente. En algunas un solo medio de transporte será el ideal y cumplirá con el objetivo, pero en otras, la combinación de dos o más medios de transporte nos permitirá llevar su producto a su consumidor final. Estos consejos le ayudarán a armar siempre una lista de chequeo a la hora de optimizar su cadena de suministro marítima.

 

Programa tus operaciones logísticas con nosotros desde cualquier parte del mundo.

  • sales@repremundo.com.co
  • (57) 315 612 3194