Transporte de bebidas y licores

Hemos venido hablando que un buen empaque ayudará a que el producto conserve sus propiedades y a nivel de la carga como tal, disminuya cualquier daño al que pueda estar expuesta la mercancía. Es por eso que en el artículo de hoy, hablaremos del empaque como punto clave para el transporte de bebidas. 

Los tipos de alcohol como vino, vodka, brandy, cerveza, licor, etc., pueden ser transportados tanto en forma embotellada como a granel (carga liquida).

Las bebidas alcohólicas embotelladas generalmente se transportan en cajas especiales de cartón o en cajas que tienen espacio para la parte superior de botella

El principal desafío de transporte del vino es la fragilidad de su envase. Por este motivo, todos los embalajes pensados para transportar vino se centran en proteger el envase de posibles roturas y golpes. 

Por tal motivo las cajas para enviar botellas son preparadas especialmente para su transporte, usualmente en cartón doble o mayor resistencia al impacto, disponen de celdas reforzadas adaptadas al contorno para evitar su movimiento durante el transporte 

Es de vital importante prestar atención al tipo de empaque que el proveedor utiliza para el transporte de vinos. 

Por otra parte, las etiquetas son básicas para el envío de bebidas y licores pues muestran al transportista cómo debe ser tratado el envío, ya sea un simple paquete o un pallet. Indicadores para no apilar, de vuelco o simplemente, etiquetas de frágil son absolutamente indispensables.  

Para terminar, para el transporte de este tipo de mercancía tomamos en cuenta la altura de apilamiento. Esta información tiene que estar indicada en la caja.  

Una buena comunicación entre todos los actores, nos permitirá tener muy buena información para el manejo de sus operaciones 

  

Contáctenos: